El granjero y el duende irlandés

EL GRANJERO Y EL DUENDE IRLANDÉS

Un granjero venía caminando de su trabajo en la fábrica de zapatos,
en el camino un duende irlandés sentado fumando marihuana… El
granjero sorprendido le pidió por favor una caladas… pero el duende
se rehuso y desapareció.

Más adelante otra vez el mismo duende irlandés fumando marihuana
entonces el granjero se anticipó y metió al leprechaun en una bolsa
de genero para comprar el pan…

Pobre duende irlandés ya no puede salir nunca más. El granjero
le pide que le diga dónde tiene escondido el tesoro mágico con las monedas
de oro renovables; su familia es pobre y le caerán muy bien.

El duende indignado le dijo que tenía escondido el tesoro en el bosque encantado,
al otro lado de la cascada de agua cristalina, en una cueva subterránea…
que por favor lo liberase, que no le gustaba el encierro.

El granjero se quedó con el tesoro del duende irlandés y liberó
al maldito leprechaun en las praderas para que las serpientes
se lo comieran de un bocado. Pobre duende irlandés ! ya no puede
pagar el arriendo. Le robaron el tesoro mágico una olla con monedas de oro puro.

Se le ha visto viajando por Latinoamérica… patiperreando sin un
centavo… perdió toda su elegancia, duerme en las bancas de la plaza,
parece mendigo… Cayó en la bebida, no puede dejar de tomar
alcohol… pobre leprechaun ya no puede trabajar nunca más,
tiene depresión… Ya no tiene platita.

FIN

Deja un comentario