Acechando en la oscuridad

 

 

La poesía tiene un carácter matemático
que no descansa nunca; cuando
desaparece con la imaginación,
como las culebras en las praderas
o un tiburón nadando bajo del mar.

O mis letras pegadas a las alas de un
cuaderno extraño llamado: computador.

Mis cuadernos se atiborran de letras; arte
maestra de la sicología contemporánea;
y mis manchas oscuras escenas de terror...

Las tinieblas solo pueden mirarse desde encima.
Nadie medio vivo puede conocer el misterio
de soñar despierto en silencio.







 

 

Anuncios